Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filo

16 junio, 2015
943 Views
2 Comments

Buscando documentación e información en el trabajo, me he encontrado con esta campaña de HelloWallet. He de confesar que me ha encantado tanto como decepcionado. ¿Por qué? Porque arranca con muchísima fuerza, emocionalmente llega a los espectadores y conecta con ellos, pero va perdiendo fuerza gradualmente.

Y es que a veces se quiere abarcar demasiado y se acaba perdiendo a las personas por el camino, una a una, como si fuera un colador. Eso es lo que le ha pasado a esta campaña que engaña con una voz en off de lo más seductora, unos copys contundentes y unas imágenes vistosas que en su conjunto, componen un principio de campaña de los que molan (hasta si solo escuchas).

Tanto es así, que el punto fuerte de esta acción es el mismo que le condena, el “texto”. Un argumento demasiado largo, que del mismo modo que te atrapa, te acaba echando sin miramientos. Si hubieran “cortado” en el segundo 40, o incluso aproximadamente en el 20, habrían terminado con un final tan potente como su comienzo.  Así no cansaría, y cumpliría esa regla del periodismo que en su día me enseñaron: un principio potente para enganchar y un final apoteósico para enamorar.

Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filo5 Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filo3 Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filo4 Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filo6 Cuando el copy se convierte en una navaja de doble filoCuando el copy se convierte en una navaja de doble filo2

You may be interested

Brillante campaña gráfica de Stabilo para subrayar otra Historia
Publicidad Gráfica
3203 views
Publicidad Gráfica
3203 views

Brillante campaña gráfica de Stabilo para subrayar otra Historia

Armando Hueso - 3 agosto, 2018

Las campañas de publicidad gráfica no suelen tener tanta repercusión como los anuncios de la tele (o aquellos hechos para…

Diseñan camisetas gays de selecciones de fútbol del Mundial de Rusia 2018 para luchar por los derechos LGTBIQ+
sin categoría
3,066 views
sin categoría
3,066 views

Diseñan camisetas gays de selecciones de fútbol del Mundial de Rusia 2018 para luchar por los derechos LGTBIQ+

Armando Hueso - 2 agosto, 2018

El mundo del fútbol no es precisamente un remanso de paz. El deporte rey en España y otros tantos países…

KFC inventa un surrealista castillo para gatos con forma del Colonel Sanders
Spot
2,892 views
Spot
2,892 views

KFC inventa un surrealista castillo para gatos con forma del Colonel Sanders

Armando Hueso - 1 agosto, 2018

KFC es una marca que suele hacer cosas bastante atrevidas. A veces, incluso se le va un poco la pinza…

2 Comments

  1. Interesante tu aportación. Personalmente ese mismo principio de redacción que menciones lo he expuesto a mis estudiantes, pero siempre con reservas porque es claro que no siempre se consigue el gancho, no siempre se consigue enamorar mediante ese final “apoteósico”.
    En tanto autor, fundamentalmente lo que he buscado siempre ha sido mostrar a mis estudiantes, lectores y curiosos que frente a esas máximas como la que reza: “de lo bueno, si breve, dos veces bueno” no siempre son válidas ni útiles. Dependen de lo que el autor quiere entregar, de su estilo, y por supuesto de lo que el lector o consumidor de mensajes busca y espera. Y aún así, a despecho de ambos, el mensaje, en tanto obra, fija por sí mismo sus alcances, proyecciones y el perfil de consumidor para el que existe.
    Quienes nos dedicamos a las distintas disciplinas relacionadas con la comunicación tendemos vanamente a creer que podemos “dirigir” el mensaje. Y sí, en efecto tenemos tácticas, estrategias, mecánicas y dinámicas, recursos para hacerlo, pero ninguna garantiza la total atención a un mensaje y menos la permanencia en toda su duración.
    Este mismo mensaje, así de largo (o corto, según se vea) y con que ahora comento, ¿ya te perdió? Si has llegado a este punto, la extensión ha sido lo menos relevante. Si estas letras ya ni siquiera las registra, estoy entonces bordando en el aire de tu indiferencia. ¿Para qué seguir?

    Reply
    • Hola José Antonio! Estoy de acuerdo de que nada es “absoluto” en estas cosas. Digamos que son reglas moldeables, que no valen para todos los casos, pero que sí que pueden servir de orientación o como “libro de estilo”. Personalmente creo que los lectores, oyentes, cada vez son más exigentes y quieren cosas rápidas, casi inmediatas. Textos largos, spots largos… etc., son un riesgo. Es muy difícil mantener el interés de forma constante durante 60 segundos. Si la acción engancha genial, no habrá problema, pero si flaquea… una vez se pierda esa conexión con el usuario, ¡ya está todo perdido!

      Reply

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.